Afrofunk, África baila



Los años 70 en el África subsahariana fueron una fiesta, el continente entero acababa de salir de un doloroso proceso de independencia. Por primera vez muchos africanos eran libres, surgían nuevos países, nuevos líderes, nuevos sueños y había muchas, muchas ganas de celebrarlo. En ese momento la juventud africana encontró en el funk de procedencia norteamericana la mejor manera de vehicular su alegría fusionándolo con una antiquísima tradición musical en la que el ritmo fue siempre el protagonista. Nacía el afrofunk o afrobeat uno de los estilos musicales más energéticos y desconocidos que nos ha legado el gran continente africano.

Uno de sus principales figuras, quizás la más reconocida a lo largo de los años, fue Fela Kuti. Lo cierto es que este sonido inicia su andadura en un club que fundó el mismo Kuti en la ciudad de Lagos (Nigeria), el mítico Afro-Shrine, donde su banda Nigeria’70 tenía su residencia habitual. Este nuevo sonido africano surgía del sur de Nigeria donde el mismo Fela Kuti pudo experimentar con los marcados ritmos de la cultura popular africana mezclados con la improvisación del jazz que conoció durante su estancia estudiantil en Londres, y todo ello aderezado con su primera gira por EEUU y su contacto con Los Panteras Negras, lo que le incorporó el contenido político, social y reivindicativo que le faltaba. Con la extensión de este nuevo género musical por todas partes del continente africano surgieron muchas bandas que popularizaron este estilo en los 70. Nacía el afrofunk, comenzaba la fiesta.



Las bandas de Afrofunk se caracterizaban por su enorme tamaño y su capacidad de improvisación, deudora de su influencia jazzística, y que proporcionaba temas muy extensos, repetitivos e hipnóticos. Saxos potentes, voces corales repetitivas, un buen bajo protagonista del groovy más puramente funk, una característica batería polirítmica, claves, congas y muchos instrumentos más eran sus protagonistas. Todo ello imbuido de un claro objetivo político y social que se mostraba en sus letras reivindicativas. No en vano, el sueño de libertad africano duró muy poco y, prácticamente desde el principio, la pobreza, la corrupción y las dictaduras fueron protagonistas de la realidad diaria de la mayoría de los africanos.



Pese a que se trató de un movimiento casi exclusivamente africano, si excluimos los casos de Fela Kuti y Tony Allen, artistas tan dispares como Roy AyersBrian Eno o el saxofonista de jazz americano Branford Marsalis, reconocieron la influencia de este estilo en su música. Hoy en día el Afrofunk se ha ido recuperando a través de excelentes recopilatorios que han rescatado del olvido increíbles temas que los africanos bailaban a mediados de los 70. El Afrofunk vive una segunda juventud, disfrutémoslo.

Lista de Spotify: just afrofunk

  1. Fela Kuti – Viva Nigeria
  2. William Onyeabor – Better Change Your Mind
  3. K. Frimpong & His Cubano Fiestas – Kyenkyen Bi Adi M’awu
  4. SJOB Movement – No one Cares
  5. Jingo – Fever
  6. Orchestra Lissanga – Okuza
  7. Orlando Julius – Alo Mi Alo
  8. Fela Kuti – Zombie
  9. BLO – It’s Gonna Be A Good Day
  10. Super Eagles – Love’s A Real Thing
  11. The Hygrades – In The Jungle (instrumental)
  12. Tony Allen – Jealousy
  13. Mono Mono – Keniamania
  14. Tunji Oyelana – To Whom It May Concern

Trackbacks for this post

  1. La desconocida historia de la esclavitud en España | mr. domingo