Doggerland, un mundo sumergido en el Mar del Norte

Hacia el año 5.500 a.C., y tras un largo proceso de más de 10.000 años, desapareció un territorio extenso, mayor que muchos estados europeos actuales, que se extendía a lo largo del Mar del Norte entre las costas de Escocia y Dinamarca. Era el llamado Doggerland, una extensa masa de tierra que en pleno mesolítico posiblemente era el verdadero centro de Europa, un territorio agradable para vivir, cazar y procrearse.

Ahora, miles de años después, una exposición en la Royal Society de Londres nos traslada a este mundo perdido en el fondo del mar revivido gracias a los descubrimientos llevados a cabo por las compañías petrolíferas que operan en el Mar del Norte.

En los últimos años buzos de las empresas petroleras junto a científicos de la Universidad de St. Andrews han ido desentrañando este sorprendente mundo sumergido que ocupaba una región hoy anegada por las aguas y que, según apreciaciones de los especialistas, pudo haber sido ocupado por decenas de miles de mesolíticos. Los resultados de estas investigaciones han puesto al descubierto una masa terrestre de magnitudes sorprendentes que rodeaba toda la costa de las islas británicas, el Canal de La Mancha y toda la zona norte europea hasta Dinamarca.

Tras la última glaciación y antes de la llegada del Holoceno, toda esta zona antes ocupada por el hielo derivó en un paisaje de tundra habitado por mamuts, renos y leones. Se trataba de una vasta llanura con suaves montañas de baja altura y surcada por dos grandes ríos llamados Rhin y Thames que se juntaban cerca del mar para formar el Río Canal. Hasta el año 8.000 a.C. pudieron soportar las continuas inundaciones pero a partir del 7.000 a.C. bruscas subidas del nivel del mar de hasta 60 m. (hay quien habla de un gran tsunami) unidas a un incremento notable de las precipitaciones derivado del calentamiento postglacial acabaron por anegar todo el territorio de Doggerland.

Hasta hace bien poco apenas unas pocos hallazgos realizados por barcos de pesca habían recuperado del lecho marino herramientas líticas o huesos de animales. Ahora, gracias a más de 15 años de investigaciones de las universidades de St. Andrews, Aberdeen, Birmingham, Dundee y la Trinity San David de Gales se han podido confirmar las hipótesis que barajaban los arqueólogos y prehistoriadores sobre el pasado de Doggerland.

Para poder imaginar cómo era este territorio perdido en el fondo marino del Mar del Norte los investigadores han recurrido a las últimas tecnologías en modelización en 3D de los registros geofísicos obtenidos por las compañías petrolíferas junto con todos los registros arqueológicos encontrados hasta ahora en la zona. El resultado es un hallazgo de gran importancia para entender el devenir de las poblaciones mesolíticas en el continente europeo.

La exposición “Paisajes ahogados”, dirigida por el Dr. Richard Bates del Departamento de Ciencias de la Tierra en St Andrews, revela también la historia humana que hay detrás de Doggerland e intenta imaginar como era la vida de estos hombres mesolíticos de un territorio hoy inexistente. En la muestra pueden verse objetos rescatados del fondo del mar y recreaciones en 3D de lo que algún día pudo haber sido el territorio inundado de Doggerland, la Atlantida del norte de Europa.

Fuente: Terrae Antiqvae

Para saber más:

Quizás también pueda interesarte:

Trackbacks for this post

  1. Homo floresiensis, el hobbit humano | mr. domingo
  2. Forma Urbis Romae, el Google Maps de la Antigua Roma | mr. domingo