Ruan Lingyu, la reina del cine mudo chino

tumblr_m92aeoZ1Dc1qavs92o1_1280

 

China siempre ha sido el gran país desconocido y evocador, trufado de fascinantes historias olvidadas. Hoy pondremos el foco sobre el cine mudo chino de Shangai y una actriz que marcó una época por su sensual belleza oriental y un trágico final, receta infalible para posteridad. Ruan Lingyu, la reina del cine mudo chino.

El Shangai de finales de los 20 y principios de los 30 era una ciudad cosmopolita, moderna y el eje comercial y financiero de China. Pasó de tener apenas 75.000 habitante a mediados del siglo XIX a convertirse en la quinta gran metropoli del mundo en los años 30 con más de 3 millones de habitantes. Su estratégica situación geográfica como el gran puerto de mar chino y el Tratado de Nankín de 1842 tras la Primera Guerra del Opio, la obligaron a abrirse al comercio internacional, de manera que varias zonas de la ciudad quedaron bajo «concesiones»: inglesa, francesa y estadounidense. Este incesante intercambio cultural provocó un eclosión artística a la que no fue ajena el cine.

historical-shanghai-photos-early-20th-century-11-1930s

Los años 20 y 30 son la gran época del cine mudo chino, un periplo que se inició precisamente en Shangai en fecha tan temprana como 1896, aunque la industria cinematográfica no se desarrolló completamente hasta 1916. Es en el cosmopolita Shangai y con gran influencia de los técnicos cinematográficos americanos donde se inicia la gran época del cine chino mudo.

Desde los primeros cortometrajes cómicos, en la línea norteamericana, hasta los largometrajes de contenidos social que inundarán las salas chinas durante estos años, surgirán grandes estudios como Mingxing, Tianyi o Lianhua y sobre todo grandes estrellas como la radiante y exótica Ruan Lingyu.

Ruan Lingyu, cuyo verdadero nombre era Ruan Fenggeng (阮凤根), reúne todas las características clásicas de las grandes estrellas trágicas de Hollywood: una dura infancia, relaciones amorosas truculentas y un estrellato fulgurante. A muy tierna edad perderá a su padre y su madre tendrá que emplearse como criada para sacar adelante su familia, Ruan dejará muy pronto sus estudios en la escuela de señoritas ChongDe Girls Academy para casarse muy joven con su marido Zhang Damin. Como pueden imaginarse, Zhang Damin es un mujeriego, derrochador y agresivo que le hará la vida imposible pero a la vez le abrirá la puerta del cine de la mano de su hermano Zhang HuiChong, un actor muy conocido en los años 20.

tumblr_n2ccg7EwDm1rhc9quo1_500

Un primer papel en la película “The Nominal Couple” en 1926 le permitirá entrar a trabajar en el prestigioso estudio Mingxing con el que rodará 5 películas, pero pese a un inicio prometedor su carrera se estanca en filmes menores y papeles secundarios hasta que el recién inaugurado estudio LianHua Film Studio le abrirá las puertas del estrellato. El film “Reminiscences of Beijing” en el que interpreta a una prostituta llamada Yanyan, la convertirá en la gran estrella del nuevo estudio y una de las actrices más reconocidas de China.

Apodada por la revista Star Daily como “la reina del cine chino”, la fama conjugada con su atribulada vida sentimental, llena de amantes y relaciones tormentosas, la convierten en diana preferida de la prensa amarilla lo que le provoca cada vez más una sensación de asfixia. Al mismo tiempo los primeros años 30 serán la época de su consolidación como actriz en grandes películas del cine social chino de la época como “New Woman” o “The Goddess”, aclamada como una de las mejores películas del cine mudo chino.

Ruan Lingyu rompía el prototipo de  las actrices chinas de la época, de corte más bien occidentalizante, ella vestía orgullosa el clásico qipao y hacía gala de las virtudes tradicionales chinas. Su mirada sensual y los papeles de heroína trágica la convirtieron en un mito viviente para millones de chinos, una adulación letal para la frágil mente de la joven Ruan.

tumblr_mekprvgyrT1qavs92o1_1280

En marzo de 1935, en la cúspide de su carrera profesional, Ruan Lingyu no pudo más y acabó con su vida. Un trágico final digno de Hollywood que sumió al país en la más absoluta desolación. Su entierro pasará a la historia como uno de los más concurridos y trágicos que se recuerdan.

funeral2

Más de 3000.000 personas ocuparon un cortejo fúnebre de más de 5 kilómetros que se saldó con la vida de 3 personas que se suicidaron en pleno funeral. Un auténtico espectáculo que copó todas las portadas de los periódicos chinos y que el mismísimo New York Times llegó a definir como “el entierro más espectacular del siglo”. Un final de película para una actriz única.

La inminente ocupación japonesa de China poco tiempo después supuso el doloroso punto final a la época gloriosa del cine mudo chino, en la que Shangai y Ruan Lingyu brillaron con luz propia.

Si te ha gustado el artículo, deja un comentario.

Leave a reply.