All posts in Fotografía

  • Steven Sasson, el inventor de la primera cámara fotográfica digital

    Sasson-Digital-Camera

     

    El 17 de enero de 2012 uno de los mitos empresariales más importantes de la fotografía, la empresa Eastman Kodak Company entraba en concurso de acreedores. Era la estocada final a un grande de la fotografía que yacía moribundo las últimas dos décadas por imparable ascenso de la fotografía digital. Lo que mucha gente no sabe es que fue precisamente en sus oficinas desde donde se inventó la primera cámara digital de la historia, gracias al intrépido ingeniero norteamericano Steven Stasson.

    Read more

  • La fotografía arqueológica, un viaje por la historia

    Tuts_Tomb_Opened

    Cuando Howard Carter y Lord Carnarvon entraron el 4 de noviembre de 1922 en la tumba intacta de Tutankamón (la célebre KV62) iban acompañados de un miembro de la exposición desconocido, pero cuya misión era excepcionalmente importante, su fotógrafo Harry Burton. La labor de este técnico se volvía trascendental para el correcto inventariado de los objetos recuperados de la tumba, así como para su posterior puesta de largo ante la prensa y científicos internacionales. La fotografía arqueológica tuvo desde el último cuarto del siglo XIX a mediados del XX una importancia capital en el desarrollo de la arqueología moderna.

    Read more

  • Albert Khan y el sueño de fotografiar el mundo a todo color

    El mundo de principios del siglo XX era aún un terreno allanado para filantropos idealistas como Albert Khan, un riquísimo banquero francés de origen judío que llevó su sueño de fotografiar el mundo entero a color hasta los confines de la Tierra. Un proyecto impresionante que duró más de dos décadas y que llevó a sus fotógrafos y camarógrafos a más de 50 países entre 1909 y 1931.

    Read more

  • Nadar, el primer gran fotógrafo profesional



    En 1860, apenas 20 años después de que Daguerre presentara su invento en la Academia de Ciencias de París, Gaspard-Felix Tournachon, más conocido como Nadar, abría su impresionante estudio de fotografía en el mítico Boulevard des Capucines de París. El conocido caricaturista había comenzado a coquetear con la fotografía a principios de la década de los cincuenta y llegó incluso a obtener una medalla de Oro en la Exposición Universal de París de 1855.

    Reconocido caricaturista de la Francia del Segundo Imperio, Nadar utilizó la fotografía en un principio como mera herramienta para fotografiar a los modelos que después plasmaba en sus caricaturas de personajes famosos como Charles Baudelaire, Honoré de Balzac o George Sand, que recogió en la extraordinaria Pantheón Nadar.



    En los cincuenta del siglo XIX el daguerrotipo estaba de moda, la fotografía había iniciado la carrera comercial. En 1840 Wolcott y Johnson abrían en Nueva York el primer estudio de fotografía comercial y un año después se abría en Londres el primer estudio europeo de la mano del industrial del carbón Richard Beard. En poco tiempo el retrato fotográfico causa furor en las principales capitales europeas entre la burguesía más adinerada. Protegidos por estuches de cuero y enmarcados en oro, los pequeños retratos fotográficos se convierten en un objeto imprescindible para las clases altas europeas y norteamericanas, los estudios de fotografía se multiplican.



    En París se pasa de una cincuentena de estudios de fotografía a finales de la década de 1840 a ocho veces más a finales de la década de 1860. El mismo Nadar se reirá de esta fiebre de los estudios de fotografía en su obra Lluvia de fotógrafos, a la vez que abría el suyo propio en la misma época…

    Pero el empujón definitivo de la fotografía comercial llega con el desarrollo del nuevo formato carte de visite, más manejable, barato y reproducible. Patentado por el fotógrafo Brest Dideri en 1854, este nuevo procedimiento consistía en realizar sobre una misma placa de negativo al colodión, cuatro, seis u ocho tomas, gracias a un chasis especial o una cámara con varios objetivos. Con este nuevo método se obtenían imágenes de pequeño tamaño (6×10 cm) que se pegaban en un cartón con un formato clásico de tarjeta de visita. De este modo la fotografía se ponía al alcance de todos los bolsillos. Si un retrato de daguerrotipo costaba en 1855 entre 25 y 125 francos, según el formato, una carte de visite se vendía por solo 1 franco la pieza.

    El fenómeno social se populariza y es entonces cuando Nadar da el gran salto y se decide a abrir su fantástico estudio de fotografía en una de las avenidas más prestigiosas del nuevo París que está diseñando el Barón Haussmann, el boulevard des Capucines. Se trata de un impresionante inmueble acristalado presidido por la firma de Nadar en un escandaloso rojo escarlata. Su interior, como era habitual en los estudios de la época, estaba trufado de obras de arte y estrafalarios objetos de lujo de dudoso gusto. En su estudio todo es rojo desde el suelo al techo, cuyo tejado cuenta con un suntuoso jardín que hace las delicias de sus clientes a los que atienden más de 50 empleados en su momento álgido.



    Nadar cuenta con el prestigio de haber ganado la medalla de oro en la Exposición Universal de 1855 con la impresionante serie de fotografías del mimo Deburau realizada junto a su hermano Adrien. En un principio se especializa en los retratos de la bohemia parisina de la que es un asiduo y, posteriormente, con la explosión de la moda de la carte de visite se pliega a la fotografía comercial pero siempre aportando su toque personal.

    Nadar jugaba con las composiciones de sus retratos como si de una obra de arte se tratara, los gestos faciales y la iluminación se encargaban de confeccionar la personalidad que saldría retratada en sus fotografías. A diferencia de buena parte de sus colegas aborrecía el artificiosos atrezzo con el que fotografiaban la mayoría de fotógrafos a sus “víctimas” y se negó siempre a practicar coloración o retoque alguno. Buscaba la pureza y la autenticidad de sus modelos consiguiendo unas fotografías intensas que han pasado a la historia de este medio con la categoría de arte.

    Por desgracia Nadar, un simple accionista de su estudio, quebró como muchos otros y su pasión por la fotografía se fue apagando al mismo tiempo que se encendía la mecha de su otra gran pasión: la aeronáutica. Pero eso ya es otra historia.









    Fuente: La invención de la fotografía: La imagen revelada, Quentin Bajac (Blume, 2011)

  • Xavier Miserachs, Barcelona en blanco y negro



    Cuando Barcelona empezaba a despertar del largo letargo producido por la dolorosa y gris posguerra española, hubo un fotógrafo que decidió plasmar esa ciudad que renacía de sus cenizas con la crudeza y la autenticidad del blanco y negro. En un momento en que la película color estaba en auge y el technicolor hacía las delicias de los cinéfilos, Xavier Miserachs, decidió iniciar el proyecto de un libro “a la antigua”, Barcelona blanc i negre (Aymà Editora, 1964), una obra que le llevaría a realizar más de 7.000 fotografías de la ciudad en apenas dos años.

    Se trata de un documento excepcional que incluye una selección de 371 fotografías de Miserachs y textos del historiador Josep Maria Espinàs y un prólogo de Joan Oliver (el poeta Pere Quart). En ellas vemos una Barcelona aún gris y pobre pero que empieza a recibir ingentes cantidades de inmigrantes atraídos por la reciente segunda industrialización que está viviendo Catalunya, edificios levantando sus esqueletos, un parque de automóbiles en auge, todo ello combinado con vetustas chimeneas todavía humeantes y escenas de pobreza.

    Un testimonio de una Barcelona ya desaparecida que, por suerte, ahora podemos volver a disfrutar gracias a que la colección del Fondo Xavier Miserachs ha colocado muchas de estas fotografías en el Flickr del Archivo del Macba. También es muy recomendable echarle un vistazo a la serie Costa Brava Show, otro de sus proyectos de fotolibro centrado esta vez en la costa norte catalana.

    El Fondo Xavier Miserachs, actualmente en proceso de catalogación, cuenta con unos 60.000 negativos, 20.000 transparencias de diversos formatos y 2.500 hojas de contacto que comprenden más de 44 años de carrera profesional desarrollados entre 1954 y 1998. Sus contenidos pasarán a consulta pública a lo largo de los próximos meses. Estaremos alerta.















  • “Elvis at 21″: Elvis antes de ser el Rey, las fotografías de Alfred Wertheimer



    En 1956 la discográfica RCA Victor fichaba a un joven talentoso y desconocido llamado Elvis Presley. El fotógrafo Alfred Wertheimer tuvo el inesperado privilegio de seguir al futuro astro del rock en este primer año de una carrera musical meteórica que le catapultaría del anonimato al estrellazgo universal y que le acabaría convirtiendo en la mayor estrella musical de la historia.

    Con motivo de su 75 aniversario la Smithsonian Institution ha organizado la exposición itinerante “Elvis at 21″ que recoge 57 de las fotografías promocionales que le hizo Alfred Wertheimer. En ellas podemos descubrir a un Elvis diferente: departiendo con sus primeras fans al final de un concierto, comiendo tranquilamente en un dinner, viajando anonimamente en un tren, escuchando música junto a su novia del instituto o durante sus primeras apariciones televisivas.

    Poco después su manager Tom “Coronel” Parker restringiría el acceso a su protegido, una vez su carrera explotó de una manera espectacular hasta convertirlo en uno de los principales iconos culturales del siglo XX. Ese mismo año 1956 su primer sencillo “Heartbreak Hotel” llegaba al número uno y estrenaba su primera película “Love me tender”. Lo demás ya es historia, una historia con final triste como todas buenas historias.















    Para saber más:

  • Brassaï, Paris de nuit



    Descubrí a Brassaï hace ya unos cuantos años con motivo de la exposición que organizó la Fundació Foto Colectania titulada Ressonàncies.Brassaï-París/Colom-Barcelona en la que se establecía una conexión entre los trabajos de Brassaï (Braçov 1899-París 1984), uno de los grandes mitos de la fotografía  del siglo XX, con la obra de Joan Colom (Barcelona, 1921) Premio Nacional de Fotografía en 2002.

    Brassaï, de origen húngaro se estableció en 1924 en París, ciudad en la que a partir de los años 30 se encargará de retratar como nadie. Como dijo su amigo  Henry Miller se convirtió en “El ojo de París”, pero de un París diferente, el París nocturno y canalla, un mundo de luces y sombras, prostíbulos, matones, travestidos, enamorados, borrachos y mendigos.

    Su primer libro Paris de nuit (1933) supone un éxito enorme entre el activo círculo cultural de la ciudad y recoge una serie magnífica de fotografías nocturnas de la capital francesa.

    Además de fotos del lado sórdido de París, también produjo escenas de la vida social de la ciudad, sus intelectuales, su ballet y grandes óperas. Fotografió a muchos de sus amigos artistas, incluidos Salvador DalíPablo PicassoHenri Matisse,Alberto Giacometti y a muchos de los prominentes escritores de la época como Jean Genet y Henri Michaux.

    Para saber más: http://www.babab.com/no03/george_brassai.htm

    “La noche sugiere, no enseña.
    La noche nos encuentra y nos sorprende por su extrañeza; ella libera en nosotros las fuerzas que, durante el día, son dominadas por la razón…”
    (Brassaï)













  • Ghana, el basurero informático de Occidente



    El fotógrafo sudafricano Pieter Hugo se ha pasado el último año fotografiando un basurero de material informático obsoleto en Ghana. El resultado son unas impactantes imágenes que resaltan la deleznable contribución occidental al progreso de África.

    La zona, situada en el suburbio de Agbogbloshie, a las afueras de la capital, Accra, es conocida por sus habitantes como Sodoma y Gomorra y concentra un inmenso vertedero informático que sirve de crematorio de todas las toneladas de residuos electrónicos que enviamos los europeos y norteamericanos cada año en vergonzosos containers.

    Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, los países occidentales producimos cada año más de 50 toneladas de residuos digitales. En Europa solo un 25 % de este tipo de residuos es recogido y reciclado correctamente, el resto es enviado con barcos a diversos países de África como Ghana, Nigerio o Costa de Marfil. Pero lo más estremecedor del asunto es que para eludir las leyes internacionales, toda esta basura electrónica es etiquetada como bienes de segunda mano o donaciones de caridad.

    Una vez depositado todo este material en montañas y montañas de monitores, placas base y discos duros, los habitantes de este páramo lo queman para poder obtener el preciado cobre y otros materiales que puedan revender después en el mercado negro. Como consecuencia, la basura electrónica está contaminando sus ríos y lagos. En 2008 Green Peace tomó muestras del suelo quemado de Agbogbloshie y encontró altas concentraciones de plomo plomo,mercurio, talio, cianuro de hidrógeno y PVC.

    Es el amargo resultado de nuestro avance tecnológico y nuestro desaforado apetito consumista.

    Más información:







  • Gonzalo López, capturando el detalle

     



    Hay veces que los pequeños detalles, ese apropiado destello en ese preciso instante que capturas en tu mente, te atrae y te fascina dentro de su simplicidad. Ese es el recurso que utiliza Gonzalo López en su fotografía, inmortalizar ese pequeño detalle prescindible a ojos profanos pero, en definitiva, inmortal para las hipersensibles lentes de su cámara fotográfica. El momento, como instante peliculable, y la composición fotográfica compleja dentro de la simplicidad. Menos es más.

    Gonzalo López, una artista a seguir, que ya está al alcance de cualquiera, expone virtualmente en la Print It! Gallery:

    http://www.printitgallery.com/artGalleryArtist.php?pId=36

    + en http://gonzalopez.com





  • Erich Salomon, el rey de la indiscreción



    Erich Salomon (1886-1944) fue un fotógrafo alemán considerado como el padre del fotoperiodismo moderno. “El rey de la indiscreción” como le bautizó Aristide Briand, Ministro de Exteriores francés (en la imagen superior), estudió Derecho en Munich y se inició en la fotografía al entrar a trabajar en la editorial Ullstein donde utilizaba esta técnica como prueba en los juicios de su empresa. Pero pronto se dio cuenta que esta afición podía serle muy rentable si vendía sus fotografías a los periódicos y, por este motivo, adquirió una cámara Ermanox, un aparato de bolsillo que permitía realizar fotografías sin flash y con luz natural.



    Desde finales de los años 20 y los primeros 30, Erich Salomon se convirtió en un referente del fotoperiodismo mundial y sus instantáneas inundaron las principales cabeceras internacionales (Vu, L’Illustration, Time, New York Times o el Daily Telegraph, entre otras). Se cuenta que incluso el propio magnate de la prensa William Randolph Hearts (brillantemente inmortalizado por Orson Welles en Ciudadano Kane) quedó tan fascinado por el talento de Salomon en un trabajo que le encargó, que decidió comprar una Ermanox a cada uno de sus cincuenta fotógrafos, desgraciadamente los resultados no fueron los esperados ya que se dio cuenta de que  no contaba con cincuenta Salomons.



    Salomon se especializó en temas políticos y conferencias internaciones, donde su figura era respetada como ejemplo de la discreción y la elegancia periodística. Fue el primero de una larga lista de fotoperiodistas que aparecieron a mediados de los años 30, liderados por Robert Capa y Henri Cartier-Bresson. Suya fue una nueva fotografía más cercana, natural y directa, de geométricas composiciones, donde la cámara y el fotógrafo pasaban desapercibidos como simples testigos de la realidad.

    Pero la prometedora carrera de Erich Salomon, como la de muchos otros talentos alemanes, se truncó con la llegada al poder los Nazis. Salomon emigró a Holanda pero fue hecho prisionero tras la invasión nazi del país y deportado a Alemania donde fue asesinado en 1944 en el campo de concentración de Auschwitz junto a su esposa y su hijo. Posteriormente, en honor a su nombre se creó el Premio Dr. Erich Salomon para destacar la calidad de trabajos de periodismo fotográfico.

    Para saber más:

    http://www.comesana.com/salomon.php

    http://es.wikipedia.org/wiki/Erich_Salomon

    http://reportajegrafico.wordpress.com/el-periodo-de-entreguerras/erich-salomon-y-la-candid-photography/