All posts tagged Schütte-Lihotzky

  • Arte en la cocina o la cocina como arte



    Pese a lo que podamos pensar, no se trata de un artículo sobre Ferran Adrià o las excelencias de la cocina creativa catalana, sino de, sencillamente, el arte en la cocina o la cocina como obra de arte, como lugar físico de habitabilidad y sociabilización. El MoMa de Nueva York ha preparado recientemente una interesante exposición sobre la transformación de la cocina a principios del siglo XX como nuevo símbolo de mejora social, y su sublimación como escenario central de la esfera doméstica del siglo XX.

    La cocina era considera antaño reducto de la servidumbre, lugar ajeno a la clase dominante, alérgica a cualquier tipo de trabajo manual. Pero a  partir de los primeros años del siglo XX, las innovaciones electrodomésticas (frigorífico, horno, electricidad, etc.) y la nueva importancia que adquirió el diseño interior y el mobiliario derivado del auge del Art Decò (el Arts and Grafts angolsajón) permitieron una revisión de la posición de la cocina como nuevo centro moderno de la vida urbana del nuevo siglo. La cocina devino un centro neurálgico del hogar “moderno” del siglo XX, un icono del refinamiento del urbanita adinerado capaz de autocomplacerse él mismo con las delicias más exquisitas fabricadas en su propia cocina.



    La exposición “Counter Space: Design and the Modern Kitchen” nace de la reciente adquisición por parte del MoMa de la mítica cocina “Frankfurt Kitchen” diseñada por la arquitecta Grete Schütte-Lihotzky a mediados de los años 20 en el marco de la dura situación de posguerra que vivió Alemania después de la Primera Guerra Mundial. Se trataba de un revolucionario modelo de cocina que con un diseño compacto y ergonómico, llevó a las viviendas populares un nuevo enfoque integrado acerca del almacenamiento, el equipamiento y las superficies de trabajo, reflejando un compromiso de transformar la vida de la gente común y corriente a una escala ambiciosa.



    Desde entonces las cocinas han ido evolucionando como verdadero centro de la esfera doméstica de nuestro tiempo, auténtico corazón de nuestra casa y epicentro de las innovaciones creativas y tecnológicas de nuestro hogar. Diseño e innovación van ligados al nuevo concepto de cocina, de la que salen algo más que meros alimentos: sale arte.

    La exposición se podrá ver hasta el próximo 21 de marzo, y la misma incluye, a parte de esta cocina de Schütte-Lihotzky, muchos objetos, tanto funcionales como bellos, diseños interiores y útiles de cocina que se sumaron a las tareas cotidianas de las que hoy en día casi nadie está exento. Los prestigiosos cocineros representantes de la alta cocina vinieron después, pero eso ya es otra historia…