All posts tagged television

  • Top 10 de 2013

    Bueno, un año más nos acercamos al final de temporada bloguera y como es tradición en mrdomingo.com haremos el resumen de lo más interesante que un servidor ha visto a lo largo de 2013. Allá vamos.

    A Royal Affair

    Brillante drama ambientado en la Dinamarca del siglo XVIII con un soberbio Mads Mikkelsen en el papel del médico personal del rey loco Christian VII que intentará aprovechar al debilidad mental del rey para convertir su anticuado país en un paraíso ilustrado. Amor, sexo, locura y mucha inteligencia. Una delicia.

    Read more

  • 10 años de The Wire

    Este mes de junio se cumplen 10 años del inicio de la emisión en el canal por cable norteamericano HBO de la mítica serie The Wire, que se mantuvo en antena hasta el mes de marzo de 2008 durante cinco extraordinarias temporadas.

    Pocos podían pensar ese 2 de junio de 2002 que esta, a priori, típica serie policiaca acabaría convirtiéndose en lo que muchos expertos han venido a denominar como la obra culmen del lenguaje televisivo moderno, elevándola a la categoría de literatura audiovisual.

    Read more

  • Top 10 de 2011

    El año pasado hacia estas fechas me permití la licencia de hacer mi propia lista de películas y series del año. Esta vez he decidido añadir también mi libro y mi disco preferido del año conjugando mi particular top ten cultural. Allá va:

    1. Drive



    Frescura y sabor añejo sería una buena descripción de esta sorprendente película que llegó a las carteleras hace muy poquito tiempo. Ganadora en Cannes y nominada también a los Globos de Oro (veremos los Oscars), “Drive” está teñida de ese halo de cine independiente que irradia la pareja protagonista, el omnipresente Ryan Gosling y la dulce Carey Mulligan, y una cuidada fotografía nocturna de Los Ángeles de lo más ochentera. El resto es una muy buena historia, un robusto guión de thriller clásico, y una excelente banda sonora (sorprendentemente moderna).

    2. Senna



    Documental con mayúsculas, dotado de una enorme autenticidad. Con unas imágenes impactantes consigue adentrarte de una manera sorprendente en la irresistible personalidad de Ayrton Senna, el mítico piloto de F1 cuyo trágico final todos conocemos. Vives con él las carreras, la asfixiante presión de fama, la adrenalina de la competitividad con Alain Prost, consiguiendo un nivel de proximidad casi simbiótico. Un claro ejemplo de lo que debe ser un buen biopic-documental.

    3. The Help



    Cuando terminé de verla y se la recomendé a mis amigos la describí como el típico melodrama de domingo por la tarde en Telecinco, pero bien hecho, muy bien hecho. Aunque la comparación resulte un poco sangrante e incluso ofensiva, lo cierto es que The Help te llega al corazón con unas estructuras narrativas más que manidas pero con elegancia y sentido del humor. Una película muy bien armada, con unas fantásticas interpretaciones y que te deja ese agradable regusto en la boca una vez la has consumido. No pasará a la historia pero te hará pasar un rato entretenido, lo que no es poco.

    4. Win win



    Tengo una especial debilidad por su director, Thomas McCarthy, y aunque Win Win probablemente sea la menor de sus obras hasta el momento, sigue conservando esa habilidad para contar pequeñas historias con una gran delicadeza. El autor de las fantásticas Vías cruzadas y The visitor se adentra esta vez en el complicado mundo adolescente y la vida familiar. Como es habitual en él los detalles van componiendo una bonita historia que te hace reflexionar sobre lugares comunes para cualquier persona. Si a todo ello añadimos a uno de mis actores predilectos, el gran Paul Giamatti, el resultado es una pequeña delicia.

    5. Breaking Bad



    Este 2011 por fin me adentré en el mundo de Breaking Bad, muchos amigos me habían recomendado esta serie y la verdad es que superó mis expectativas. A falta de ver la última temporada que se estrenará en unos meses, durante un par de meses me zambullí por completo en la vida de Walter White, un anodino profesor de química de 50 años al que le diagnostican un cáncer de pulmón terminal y decide, de la noche a la mañana, dedicarse a fabricar metaanfetamina e iniciarse en el mundo del tráfico de drogas. Es un espectacular retrato de la malicia humana, dotada de un sentido del humor negrísimo y realizada con una factura excepcional. Muy pero que muy recomendable.

    6. Nanjing! Nanjing!



    La película más dura que he visto últimamente, una especie de La lista de Schindler versión china. La cinta cuenta, con crudeza y en blanco y negro, la brutal entrada de las tropas imperiales japonesas a sangre y fuego en la ciudad de Nanjing en 1937. Fue uno de los episodios más salvajes que deparó la guerra con cerca de 300.000 muertos, la mayoría civiles. La película narra el suceso de una forma tan dura que por momentos cuesta mantener la entereza. Excepcional.

    7. Being There



    El redescubrimiento del año, un film surrealista de 1979 que desconocía por completo y que tuve el placer de saborear por primera vez, muchos años después. No entraré en detalles porque la gracia está en descubrir Being There totalmente virgen para saborear esta deliciosa película. Quién no la conozca ya puede estar buscándola. La interpretación de Peter Sellers es sencillamente magnífica. Excelente.

    8. Mildred Pierce



    Este año la cadena HBO no ha regalado una de sus maravillas en formato miniserie. Tras la fantástica John Adams, esta vez le ha tocado el turno a Mildred Pierce, una pequeña epopeya fantásticamente ambientada en los años 30 sobre la truculenta relación entre una madre soltera y su hija. Papelón de Kate Winslet, que está soberbia, y un extraordinario elenco de secundarios. Un lujo.

    9. Años de vértigo: Cultura y cambio en Occidente 1900-1914



    Para mi el mejor libro del año, una excepcional revisión de los años previos a la Primera Guerra Mundial, un suceso que cambiará nuestro mundo para siempre. Años de vértigo retrata con una curiosa analogía a nuestro tiempo, más parecido de lo que creemos a esta época, la vida en la belle epoque de una sociedad anonada por las revoluciones tecnológicas y culturales que literalmente les dejan extasiados. Un mundo en cambio frenético que, como veremos posteriormente, no supo digerir con tranquilidad. Una lección de historia magistral y amena.

    10. Cass McCombs – Wit’s End (Domino, 2011)



    Termino la lista con mi disco favorito del año, honor que se lleva el gran Cass McCombs que justo ahora acaba de sacar otro disco, a esto se le llama hiperactividad creativa, pero aun no me ha dado tiempo a escucharlo. Wit’s End es de aquellos discos que necesitan varias escuchas para saborearlos, un disco que te atrapa con paciencia, de a poco a poco. Un pequeña joya muy equilibrada donde apenas destacan “County line” y “The lonely doll”, las dos primeras canciones del álbum precisamente. Wit’s End es una gran disco para acompañarte en soledad o en pequeña e íntima compañía.

  • Atlantic City, la ciudad de Boardwalk Empire



    En un post de hace un par de meses hacía mi particular Top 10 de películas y series que más me habían sorprendido el pasado año y entre ellas estaba la serie Boardwalk Empire, la última maravilla salida de la inagotable factoría de mitos del audiovisual en que se ha convertido la HBO. Esta serie, producida por el mismísimo Martin Scorsese y que se llevó hace poco dos Globos de Oro, cuenta la historia de Enoch “Nucky” Thompson, corrupto tesorero de la ciudad de Atlantic City y prototipo de bon vivant de los felices 20, que controla la ciudad del vicio por excelencia de principios del siglo XX durante la Ley Seca: chantajes políticos y luchas entre gánsteres (el futuro Al Capone, entre ellos) salpican su trama, aderezada con más 225 actores, con el grandísimo Steve Buscemi a la cabeza, y cerca de 1.000 extras.

    Más allá del resultado, que como suele ser habitual es excelente, lo que más me llamó la atención es el escenario donde se desarrolla la historia, la ciudad de Atlantic City, el Las Vegas de la Costa Este. Una ciudad situada a apenas dos horas de Nueva York y que cuenta con una historia de lo más cinematográfica.



    La ciudad de Atlantic City nació prácticamente el mismo año (1854) en el que se inauguró su primer hotel comercial, el The Belloe House en 1853. Pronto esta pequeña localidad costera se convirtió en uno de los centros de recreo preferidos por la burguesía de la costa este de EEUU gracias a la llegada del ferrocarril. Pero fue en 1870 cuando la ciudad dio un paso más al inaugurarse su famoso paseo marítimo (boardwalk) tras 17 años de trabajos, con los años se convertiría en el más largo del mundo y símbolo de una ciudad próspera en la que diversión nunca dormía.

    Los ostentosos hoteles iban creciendo como setas a lo largo del paseo, llenos de los lujos y las extravagancias más impresionantes del momento. Comenzaba la época dorada de Atlantic City que tendría su apogeo en los años 20, como retrata magníficamente la serie Boardwalk Empire, años en los que el alcohol y el juego ilegal desafiaron a los temibles investigadores del FBI a la que vez que el turismo se masificaba y se iba creando una enorme burbuja inmobiliaria.

    Es la época de los grandes hoteles como el Marlborough-Blenheim Hotel, el Traymore Hotel o el Chalfonte-Haddon Hall Hotel que contaba con más de 1.000 habitaciones, que fueron creando un gigante inmobiliario con pies de plomo. Tanto es así que sus calles sirvieron de muestra para elaborar el tablero del popular juego de mesa del Monopoly.



    Pero como le pasó a muchas otras ciudades costeras de EEUU, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial inició un declive igual de vertiginoso, convirtiéndose a mediados del pasado siglo en una ciudad cadáver donde imperaba la pobreza, el crimen organizado y la corrupción. Las razones hay que encontrarlas, por un lado en el desarrollo del automóvil y su generalización que hicieron que las estancias en la ciudad cada vez fueran más cortas, cuando antes debido a la dependencia del tren solían alargarse por varias semanas, y por otro lado la popularización de las residencias en el extrarradio de las ciudades hizo que las familias gozaran en sus propias casas de lujos como el aire acondicionado o las piscinas sin necesidad de tener que desplazarse a los antiguos lugares de recreo y las populosas y masificadas playas de la costa. Aunque sin duda el hecho más relevante es el desarrollo de los viajes en avión que acercaban a los estadounidenses a centros vacacionales mucho más atrayentes como Miami o las Bahamas.



    En los años 70 muchos de los grandes hoteles de la ciudad son demolidos pero al mismo tiempo en 1976 los votantes de Nueva Jersey aprobarían el juego en la ciudad lo que propiciaría un nuevo resurgir para Atlantic City como meca de los casinos de la costa este, la nueva Las Vegas. En 1978 el Chalfonte-Haddon Hall Hotel se convertía en el primer casino legal de la costa este, al que se uniría hasta el día de hoy 11 casinos más. Con una segunda edad de oro en los ochenta, personificada en los combates de boxeo de Mike Tyson, y pese a que la recesión de estos últimos años también le ha afectado, parece que la salud de Atlantic City sigue en forma y su eterno pasea marítimo seguirá brillando por mucho tiempo más.

    Muy recomendable para hacerse una idea de como era el ambiente de la época en Atlantic City este slideshow que ha hecho la revista LIFE.

  • Mi Top 10 de 2010: Cine y Televisión

    Me permito hacer una selección de las películas más interesantes que he visto este último año. Como viene pasando últimamente, entre ellas hay alguna serie de televisión, origen de las obras cinematográficas de mejor factura, aunque me dejo la brillante Mad Men, que finalizó este año, o la sorprendente Sherlock de la que podremos disfrutar pronto su segunda temporada. Esta es mi selección, un poco a bote pronto y sin un orden concreto:

    Un prophète

    “La celda 211″ francesa, sin desdeñar la película española, este film francés destila autenticidad y credibilidad. Muy al estilo The Wire, nos muestra la cruda realidad de las prisiones francesas, sus mafias internas, su crueldad, sus artimañas, etc. Ganó el Festival de Cannes.

    El secreto de sus ojos

    Vuelven Campanella y Ricardo Darín y el mejor cine argentino. Una película muy trabajada que te atrapa desde el primer minuto e hilvana una trama enrevesada y llena de matices. Excelentes actores.

    Looking for Eric

    El “enfant terrible” del fútbol Eric Cantona, haciendo de Eric Cantona, casi nada. El infalible Ken Loach se aparta de su tradicional universo de cine social comprometido para regalarnos este divertimento en el que Cantona se sale interpretándose a sí mismo. Sorpresa muy agradable y película muy divertida.

    Os 12 trabalhos

    Una película brasileña del año 2006 que descubrí este año. Otra muestra de la calidad del cine que se hace en el país de la samba y el fútbol, una delicada historia de superación en los arrabales de Sao Paulo donde un chico intenta salir de la inexorable espiral de violencia que rodea a la juventud brasileña. No será fácil. Realismo social de excelente factura.

    The Road

    Ciencia ficción simple y espeluznante. The Road me dejó pegado al sofá y, lo que es más importante, dándole vueltas a la cabeza. Una epopeya catastrófica bastante plausible con una fotografía maravillosa de Javier Aguirresarobe, uno de los mejores directores de fotografía del cine mundial.

    Mary and Max

    Esta película de animación stop-motion narra la larga amistad por correspondencia entre un cuarentón judío y obeso de Nueva York y una niña australiana de 8 años que vive en los suburbios de Melbourne. La trama no parece invitar demasiado a la emoción pero lo cierto es que esta película es sencillamente genial.

    Fantastic Mr. Fox

    Wes Anderson, director loco donde los haya, nos sorprende con una película de animación old-school super divertida. Sin duda la película que más buen rollo me ha dado este año. Genial.

    City Island

    Quizás la peli que pasa más desapercibida de la lista pero para mí, una de las pelis del año. Sin despertar demasiadas expectativas “City Island” me sorprendió gratamente con un guión muy divertido y unos actores en estado de gracia. Una sencilla peli independiente delirante y super recomendable.

    Apocalipsis: La Segunda Guerra Mundial

    Una impresionante serie documental de 5 horas de duración que resume la II Guerra Mundial de una manera magistral. Imágenes inéditas a todo color, documentación exquisita, montaje trepidante y banda sonora ideal -algo muy raro en los documentales-. Una obra maestra imprescindible que debería visionarse en todas las escuelas.

    Boardwalk Empire

    Si te dicen que la cadena HBO prepara una multimillonaria serie sobre los felices 20 y la ley seca y cuyo director será Martin Scorsese, lo único que puedes hacer es esperar ansioso a que la estrenen. Y eso es lo que hice, hasta hace bien poco cuando pude devorar en apenas un fin de semana esta maravilla. No me defraudó: ambientación perfecta, actorazos, guión sublime… Otro HBO greatest hits…

  • “John Adams” otra maravilla de la HBO



    No volveré a repetir lo obvio, pero todos sabemos que HBO ahora mismo es lo más a nivel televisivo y cinematográfico. Cuando oigo el crujido de las interferencias característico de la carátula de las series de HBO, me entra un no sé qué.

    En esta ocasión voy a hablar de una miniserie de factura impecable, con unas actuaciones espléndidas y una ambientación de lujo y, sobretodo, un rigor histórico espléndido. Basada en la exitosa novela homónima de David McCullough, ganadora del Pulitzer en 2002, “John Adams” recogió el pasado año un surtido de premios inaudito en la ceremonia de los Globos de Oro. Básicamente, se llevó todos a los que estaba nominado: Mejor miniserie, Mejor actriz de miniserie (Laura Linney), Mejor actor de miniserie (Paul Giamatti) y Mejor actor secundario (Tom Wilkinson). Del mismo modo, la serie ya había conseguido 13 galardones en la ceremonia de los Premios Emmy 2008.



    “John Adams” narra la trayectoria política y personal del segundo presidente de EE.UU., o lo que es lo mismo, los primeros 50 años de vida de este país. A través de este personaje vemos los complicados inicios de este nuevo país: sus influencias francesas, la particular diversidad de sus primeros dignatarios y la particular indiosincracia que caracterizará a los futuros ciudadanos de  Estados Unidos.



    La miniserie consta de siete capítulos que se desarrollan entre 1770 y 1825, una época apasionante de la Historia reflejada con un diseño de producción impecable, una cuidada fotografía, guiones bien documentados y unas excelentes interpretaciones. Vamos otra joya más que reluce en el impresionante escaparate de la cadena HBO. Imprescindible.

    +info:

    http://www.unmundodecine.com/2009/01/john-adams-serie-de-la-hbo-2008.html
    http://www.elmundo.es/elmundo/2008/09/03/asesinoenserie/1220426406.html