All posts tagged primera guerra mundial

  • Our World War, la Primera Guerra Mundial en directo

    Our-World-War

     

    La Primera Guerra Mundial es un tema que siempre me ha fascinado. Supuso una ruptura total con el pasado que hasta ese momento los habitantes de Europa, y de gran parte del mundo, conocían. Una Europa imperial y unitaria daría paso, tras cuatro años sangrientos, a una Europa fragmentada y convulsa. Pero la Primera Guerra Mundial también sería el trampolín definitivo para la mujer trabajadora que pudo demostrar su valía y propiciaría una de las grandes juergas demenciales entre la juventud del momento: los locos años 20.

    Los que vivieron y sufrieron en directo esa terrible guerra la recordarán toda la vida, y no sólo ellos, también sus padres, amigos, novias o hermanos pequeños. Todos padecieron el impacto de una epopeya guerrera salvaje y despiadada que nadie, absolutamente nadie, se esperaba.

    Reflejar las terribles batallas del Somme o la carnicería de Verdún con las imágenes de la época, la mayoría de ellas burdos montajes de cara a la galería, siempre es complicado. Solo las cifras, de las que ya hablé en otro post, nos pueden acercar a lo que debieron sentir los soldados de uno y otro bando en la Gran Guerra. Pero desde la BBC nos llega una mini serie estrenada el año pasado con motivo del centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial, que nos acerca ni que sea un poco a lo que debieron sentir aquellos jóvenes soldados ilusionados por el delirio patriótico reinante que dieron de bruces con una realidad espantosa y en muchos casos insoportable.

    Read more

  • El subfusil Thompson, el arma ‘cool’ por excelencia de los gángsters de Chicago

    paulmunied6

    La imagen de su cargador circular en forma de tambor se ha incrustado en nuestro subconsciente como imagen más perdurable de los gángsters del terrorífico Chicago de los años 30. El cine y los medios de comunicación del momento ayudaron a generar esta imagen mítica a un arma que resultó sumamente efectiva a no pocos ejércitos y policías de todo el mundo durante gran parte del siglo XX.

    Read more

  • La barbarie del siglo XX en cifras



    Si echamos la mirada atrás el pasado siglo se nos aparece como el más violento que ha vivido la humanidad. El nivel de ferocidad, brutalidad y salvajadas que cometieron nuestros antecesores en las distintas guerras que asolaron el mundo no tienen parangón. Sin duda fue el siglo de la barbarie, como decía Hobsbawm “la época de la guerra total”.

    Desde guerras mundiales a guerras civiles o locales, las guerras del siglo XX han tenido una dimensión extremadamente mayor que cualquier conflicto bélico anterior.

    De un total de 74 guerras internacionales ocurridas durante el periodo de 1816 (tras el fin de las guerras napoleónicas) a 1965 que unos especialistas nortemaericanos han ordenado por el número de muertos que causaron, la gran mayoría ocurrieron en el siglo XX.

    Encabezan la macabra lista, obviamente, las dos guerras mundiales, seguidas de la guerra que enfrentó a japoneses contra chinos en 1937-1939 y la guerra de Corea. En todos estos conflictos murieron más de un millón de personas, algo absolutamente inaudito en los conflictos anteriores a nuestra era.

    Como comparación, la guerra internacional más cruenta del periodo postnapoleónico, que enfrentó a Prusia (Alemania) con Francia en 1870-1871, arrojó más de 150.000 muertos, una cifra comparable en el siglo XX a la desconocida guerra del Chaco que enfrentó de 1932-1935 a dos países tan pequeños como Bolivia (3 millones de habitantes) con Paraguay (1,4 millones).

    Pero sin lugar a dudas el mayor símbolo de la barbarie lo encontramos especialmente en los dos conflictos bélicos mundiales. Durante la Primera Guerra Mundial, en la ofensiva alemana de Verdún entre febrero y julio de 1916 se enfrentaron 2 millones de soldados y hubo un millón de bajas. Por su parte en la misma guerra, la ofensiva británica en el Somme costó a Gran Bretaña nada más ni nada menos que 420.000 muertos (60.000 sólo el primer día de enfrentamientos). Una auténtica barbaridad para una sociedad que sufrió un espantoso shock ya que estaba acostumbrada a las románticas batallas napoleónicas donde imperaban la hombría y los uniformes elegantes.


    Sin duda fue la guerra más traumática para la sociedad de la época y la que marcó el punto de partida para la sucesión de matanzas que vería este terrible siglo XX. Francia perdió casi el 20 por 100 de sus hombres en edad militar, Gran Bretaña perdió toda una generación, medio millón de hombres que no había cumplido los 30 años, en su mayoría oficiales de alta graduación. Una cuarta parte de los alumnos de Oxford y Cambridge de menos 25 años perdieron la vida en el conflicto.

    Por su parte en Alemania, aunque el número de bajas fue mayor (1,8 millones) proporcionalmente el número de bajas en el grupo de población en edad militar fue del 13 por 100. Incluso un país que tuvo bajas modestas (116.000) en este conflicto como fue EEUU, hay que recordar que luchó solo un año y medio y en un solo frente, mientras durante la Segunda Guerra Mundial luchó en dos frentes simultáneamente y durante 3 años y medio (sufrió 3 veces más bajas).

    La Segunda Guerra Mundial merece capítulo a parte tras el shock de la primera, ya que en ella entramos en una nueva dimensión de la barbarie que afectará a la propia población civil, hasta este momento ajena a la guerra directa. Aproximadamente 6 millones de personas (en su mayoría judías) fueron exterminadas en los campos de concentración nazis, de los 5,7 millones de prisioneros de guerra rusos en Alemania murieron 3,3 millones, o durante el terrible asedio a Leningrado de 900 días fallecieron cerca de un millón de personas de hambre y enfermedades, por poner algunos ejemplos.

    Las cifras de la Segunda Guerra Mundial son escandalosas, triplican o quintuplican las bajas de la primera, eso sin contar las bajas civiles que hemos comentado anteriormente. Las bajas causadas directamente por la guerra supusieron en tre el 10 y el 20 por 100 de la población total de la URSS, Polonia o Yugoslavia y entre el 4 y 6 por 100 de la población de Alemania, Italia, Austria, Hungría, Japón o de la gigantesca China. En la Unión Soviética el nivel de mortandad masculina fue tal que en 1959, por cada siete mujeres comprendidas entre los 35 y 50 años había solamente cuatro hombres de la misma edad.

    En total perdieron la vida 54 millones de personas durante la Segunda Guerra Mundial por, aproximadamente, 10 millones en la Primera Guerra Mundial y cerca de 3 millones durante las Guerras Napoleónicas, el único antecedente comparable en el siglo XIX pero con una duración muy superior a la suma de ambos conflictos mundiales (1799-1815). Un siglo de matanzas inhumanas que tuvo su triste epílogo con las guerras yugoslavas de los 90 con más de 100.000 muertos en pleno corazón de Europa. Por desgracia y aunque no lo parezca, en pleno siglo XXI no hemos dejado atrás las matanzas: en el último gran conflicto que aun coletea, la Guerra de Irak o Segunda Guerra del Golfo, los datos registrados por diversos organismos internacionales arrojaban una cifra de muertos en torno al medio millón de personas. La barbarie continua.

    Fuentes:

    • “Historia del siglo XX”, Eric Hobsbawm (Crítica, 1995).
    • “La primera Guerra Mundial”, Michael Howard (Memoria Crítica, 2003).
    • Wikipedia.
  • Un archivo digital colaborativo para conmemorar el centenario de la Primera Guerra Mundial



    Europeana, la Biblioteca Digital Europea, junto con la Universidad de Oxford y la Deustche National Bibliothek, han iniciado un interesante proyecto digital colaborativo para construir un archivo digital de la Primera Guerra Mundial, de cara a la futura conmemoración del centenario del inicio de este conflicto bélico en 2014.

    La idea es que los ciudadanos europeos entreguen en formato digital todo tipo de documentos relacionados con la Gran Guerra, ya sean cartas, dietarios, postales, fotografías, folletos, etc. Éstos serán almacenados y digitalizados para intentar reconstruir la vida cotidiana en la Primera Guerra Mundial.

    La Universidad de Oxford ya había iniciado el proceso en Reino Unido en 2008, creando el denominado Archivo de la Gran Guerra a partir de cartas familiares, fotografías y recuerdos que han sido recogidos y digitalizados. Ahora la idea es exportarlo en un principio a Alemania y, posteriormente, a otras de las naciones inmersas en la conflagración.

    Todo el material que se ha ido recogiendo puede empezar a explorarse en la web del proyecto:  http://www.europeana1914-1918.eu y también en su blog: http://thegreatwararchive.blogspot.com