Top 10 de 2011

El año pasado hacia estas fechas me permití la licencia de hacer mi propia lista de películas y series del año. Esta vez he decidido añadir también mi libro y mi disco preferido del año conjugando mi particular top ten cultural. Allá va:

1. Drive



Frescura y sabor añejo sería una buena descripción de esta sorprendente película que llegó a las carteleras hace muy poquito tiempo. Ganadora en Cannes y nominada también a los Globos de Oro (veremos los Oscars), “Drive” está teñida de ese halo de cine independiente que irradia la pareja protagonista, el omnipresente Ryan Gosling y la dulce Carey Mulligan, y una cuidada fotografía nocturna de Los Ángeles de lo más ochentera. El resto es una muy buena historia, un robusto guión de thriller clásico, y una excelente banda sonora (sorprendentemente moderna).

2. Senna



Documental con mayúsculas, dotado de una enorme autenticidad. Con unas imágenes impactantes consigue adentrarte de una manera sorprendente en la irresistible personalidad de Ayrton Senna, el mítico piloto de F1 cuyo trágico final todos conocemos. Vives con él las carreras, la asfixiante presión de fama, la adrenalina de la competitividad con Alain Prost, consiguiendo un nivel de proximidad casi simbiótico. Un claro ejemplo de lo que debe ser un buen biopic-documental.

3. The Help



Cuando terminé de verla y se la recomendé a mis amigos la describí como el típico melodrama de domingo por la tarde en Telecinco, pero bien hecho, muy bien hecho. Aunque la comparación resulte un poco sangrante e incluso ofensiva, lo cierto es que The Help te llega al corazón con unas estructuras narrativas más que manidas pero con elegancia y sentido del humor. Una película muy bien armada, con unas fantásticas interpretaciones y que te deja ese agradable regusto en la boca una vez la has consumido. No pasará a la historia pero te hará pasar un rato entretenido, lo que no es poco.

4. Win win



Tengo una especial debilidad por su director, Thomas McCarthy, y aunque Win Win probablemente sea la menor de sus obras hasta el momento, sigue conservando esa habilidad para contar pequeñas historias con una gran delicadeza. El autor de las fantásticas Vías cruzadas y The visitor se adentra esta vez en el complicado mundo adolescente y la vida familiar. Como es habitual en él los detalles van componiendo una bonita historia que te hace reflexionar sobre lugares comunes para cualquier persona. Si a todo ello añadimos a uno de mis actores predilectos, el gran Paul Giamatti, el resultado es una pequeña delicia.

5. Breaking Bad



Este 2011 por fin me adentré en el mundo de Breaking Bad, muchos amigos me habían recomendado esta serie y la verdad es que superó mis expectativas. A falta de ver la última temporada que se estrenará en unos meses, durante un par de meses me zambullí por completo en la vida de Walter White, un anodino profesor de química de 50 años al que le diagnostican un cáncer de pulmón terminal y decide, de la noche a la mañana, dedicarse a fabricar metaanfetamina e iniciarse en el mundo del tráfico de drogas. Es un espectacular retrato de la malicia humana, dotada de un sentido del humor negrísimo y realizada con una factura excepcional. Muy pero que muy recomendable.

6. Nanjing! Nanjing!



La película más dura que he visto últimamente, una especie de La lista de Schindler versión china. La cinta cuenta, con crudeza y en blanco y negro, la brutal entrada de las tropas imperiales japonesas a sangre y fuego en la ciudad de Nanjing en 1937. Fue uno de los episodios más salvajes que deparó la guerra con cerca de 300.000 muertos, la mayoría civiles. La película narra el suceso de una forma tan dura que por momentos cuesta mantener la entereza. Excepcional.

7. Being There



El redescubrimiento del año, un film surrealista de 1979 que desconocía por completo y que tuve el placer de saborear por primera vez, muchos años después. No entraré en detalles porque la gracia está en descubrir Being There totalmente virgen para saborear esta deliciosa película. Quién no la conozca ya puede estar buscándola. La interpretación de Peter Sellers es sencillamente magnífica. Excelente.

8. Mildred Pierce



Este año la cadena HBO no ha regalado una de sus maravillas en formato miniserie. Tras la fantástica John Adams, esta vez le ha tocado el turno a Mildred Pierce, una pequeña epopeya fantásticamente ambientada en los años 30 sobre la truculenta relación entre una madre soltera y su hija. Papelón de Kate Winslet, que está soberbia, y un extraordinario elenco de secundarios. Un lujo.

9. Años de vértigo: Cultura y cambio en Occidente 1900-1914



Para mi el mejor libro del año, una excepcional revisión de los años previos a la Primera Guerra Mundial, un suceso que cambiará nuestro mundo para siempre. Años de vértigo retrata con una curiosa analogía a nuestro tiempo, más parecido de lo que creemos a esta época, la vida en la belle epoque de una sociedad anonada por las revoluciones tecnológicas y culturales que literalmente les dejan extasiados. Un mundo en cambio frenético que, como veremos posteriormente, no supo digerir con tranquilidad. Una lección de historia magistral y amena.

10. Cass McCombs – Wit’s End (Domino, 2011)



Termino la lista con mi disco favorito del año, honor que se lleva el gran Cass McCombs que justo ahora acaba de sacar otro disco, a esto se le llama hiperactividad creativa, pero aun no me ha dado tiempo a escucharlo. Wit’s End es de aquellos discos que necesitan varias escuchas para saborearlos, un disco que te atrapa con paciencia, de a poco a poco. Un pequeña joya muy equilibrada donde apenas destacan “County line” y “The lonely doll”, las dos primeras canciones del álbum precisamente. Wit’s End es una gran disco para acompañarte en soledad o en pequeña e íntima compañía.

Si te ha gustado el artículo, deja un comentario.
  1. AKA dice:

    Me parece muy acertada tu primera opcion, peliculón sin duda alguna. Breaking bad ha sido un gran descubrimiento también para mi. Algunos de los titulos no los conocia. Habra que investigar. Buen post!

    Responder
  2. Lorenzo dice:

    Me apunto sus recomendaciones. De todas ellas solo he visto esa pequeña maravilla de Mildred Pierce. Las demás, alguna la tengo pendiente de ver, por ejemplo, las temporadas del profesor de quimica reconvertido en traficante.
    Saludos!!

    Responder
  3. isaac corrector dice:

    Savorearlo no , saborearlo… El efecto savuar fuar? Anyway, gran resumen

    Responder

Trackbacks for this post

  1. Banksy, el street art y el fenómeno Thierry Guetta | mr. domingo
  2. Top 10 de 2012 | mr. domingo
  3. The Knick de Soderbergh, el Doctor House gore de 1900 | mr. domingo

Leave a reply.