Una Europa, diferentes fechas: la larga implantación del calendario gregoriano

Captura de pantalla 2018-05-20 a la(s) 20.06.35

Todos conocemos la historia de nuestro calendario, el gregoriano, establecido en 1582, que corrigió los errores que arrastrábamos del calendario juliano. Pero lo que no mucha gente sabe, es que su implantación en Europa y en el resto del mundo fue mucho más lenta de lo que podamos imaginar. Como resultado, durante muchos años, e incluso siglos, en Europa se funcionó con diferentes calendarios, según la religión de cada estado.

Durante gran parte de la Edad Media y comienzos de la modernidad, toda Europa vivía una vida fuertemente sacralizada, y esto también incluía las referencias cronológicas y el calendario. El año se dividía y se organizaba a través de las principales fiestas religiosas, que eran muchas, e incluso los días y las semanas se veían influidos también por los ritmos religiosos, convirtiéndose, por ejemplo, las campanas de las iglesias en los auténtico relojes de la época. Campanas que también informaban de nacimientos, defunciones, festividades y otras noticias del día a día de los habitantes del pueblo o ciudad.

El calendario que regía durante toda esta larga época fue el calendario juliano, decretado por Julio César en el año 47 antes de Cristo (aunque fue a partir del siglo VI cuando empezamos a diferenciar los periodos en función del nacimiento de Cristo). Pero en este caso con un ajuste importante que acabaría acarreando un error durante más de 1.000 años. En el primer Concilio de Nicea, celebrado en 325, se había fijado el momento astral en que debía celebrarse la Pascua y, en relación con esta, las demás fiestas religiosas móviles. Era la fecha clave que le daría la regularidad del calendario litúrgico al calendario civil y, a su vez, adecuaría el calendario civil al año trópico.

concilio-de-nicea

En el Concilio de Nicea se determinó que la Pascua debía conmemorarse el domingo siguiente al plenilunio posterior al equinoccio de primavera en el hemisferio norte (equinoccio de otoño en el hemisferio sur). Aquel año 325 el equinoccio había ocurrido el día 21 de marzo, pero con el paso del tiempo la fecha del acontecimiento se había ido adelantando hasta el punto de que en 1582, el desfase era ya de 10 días, y el equinoccio se fechó el 11 de marzo.

Ese año 1582 es precisamente muy famoso porque desaparecieron de un plumazo esos 10 días que llevábamos de más. La reforma del calendario gregoriano fue obra del papa Gregorio XIII y vino influida por los numerosos estudios de astrónomos que se dieron cuenta de este pequeño desfase de 11 minutos y 9 segundos que con el paso de los siglos se había convertido en 10 días.

Gregory_XIII

Así, lo que hizo la reforma gregoriana es establecer un ligera corrección en el cálculo de los años bisiestos, pero además, para adaptarlo a las estaciones y eliminar este desajuste se decidió suprimir 10 días de ese año. El jueves 4 de octubre de 1582 se pasó al viernes 15 de octubre de 1582.

Aunque esta situación surrealista no se registró más que en unos pocos países, ya que tales disposiciones no fueron aceptadas por todos los países. En plena luchas de religión en Europa, tan sólo adoptaron el nuevo calendario los países católicos. Italia, España, Francia y Portugal primero, y poco después otros países de tradición católica como Polonia, Hungría, Austria o la Alemania católica. El resto de países protestantes como los Países Bajos protestantes, la estados alemanes protestantes, Gran Bretaña, ciertos cantones suizos o todos los países nórdicos tardarían muchos años e incluso más de un siglo en adaptar su calendario.

La realidad entonces durante buena parte de Edad Moderna es que en Europa se funcionó con dos calendarios distintos y con un importante desajuste de fechas entre los países católicos y los protestantes. Precisamente ese año 1582 fue el último en que toda Europa siguió el mismo ritmo, hasta el 4 de octubre.

Un caso muy conocido de este desajuste cronológico es la fecha de defunción de los escritores Miguel de Cervantes y William Shakespeare comúnmente establecida el 23 de abril de 1616. En realidad Shakespeare murió 10 días después, el 3 de mayo del calendario europeo actual. De hecho en Inglaterra, a los días en el calendario juliano que ocurrieron antes de la introducción del calendario gregoriano en 1752 se les llama OS (Old Style o ‘estilo antiguo’). Las iniciales NS (New Style o ‘estilo nuevo’) indican el calendario gregoriano.

Poco a poco el resto de países católicos primero, y protestantes después, acabarían adoptando también el calendario gregoriano, principalmente por una cuestión práctica.

Justo al año siguiente de la reforma gregoriana, los Países Bajos católicos adoptaron el nuevo calendario, pero sus habitantes se quedaron sin celebrar la Navidad ni el Año Nuevo, ya que pasaron del 21 de diciembre de 1582 al 1 de enero de 1583. Este quizás fue el caso más curioso, el resto de países católicos fueron adaptando el calendario restando 10 días en algún mes, con la consiguiente dificultad en muchos casos para asentar los cambios en todo su territorio. En los estados católicos alemanes por ejemplo, originalmente el lunes 21 de febrero de 1583 debía suceder al domingo 10 de febrero, pero el pueblo no hizo ningún caso. Luego se decidió que el domingo 16 de octubre de 1583 seguiría al sábado 5 de octubre. Un auténtico desbarajuste.

No fue has 1700 que los principales países protestantes acabaron finalmente adaptándose al calendario gregoriano, Países Bajos, Noruega, Alemania, Dinamarca y Suiza iniciaron el nuevo siglo con el nuevo calendario. Y en 1752 Gran Bretaña y sus colonias fueron el último gran país de Europa en adaptarse a una reforma iniciada ni más ni menos que 170 años antes.

El último país europeo en adaptarse al calendario gregoriano será Grecia, ya en pleno siglo XX, el año 1923, del mismo modo que Turquía con las reformas occidentales de Ataturk incorporaba el nuevo calendario en 1926, poniendo fin a un largo proceso desajuste cronológico en los calendarios de Europa.

 

Para saber más: https://es.wikipedia.org/wiki/Calendario_gregoriano

 

También te puede interesar:

 

 

Si te ha gustado el artículo, deja un comentario.

Leave a reply.