Albert Khan y el sueño de fotografiar el mundo a todo color

El mundo de principios del siglo XX era aún un terreno allanado para filantropos idealistas como Albert Khan, un riquísimo banquero francés de origen judío que llevó su sueño de fotografiar el mundo entero a color hasta los confines de la Tierra. Un proyecto impresionante que duró más de dos décadas y que llevó a sus fotógrafos y camarógrafos a más de 50 países entre 1909 y 1931.

El megalómano sueño de Albert Khan nació de un apasionante viaje de negocios a Japón en 1909 durante el cual su chófer y fotógrafo, Alfred Dutertre, tomó varias fotografías que entusiasmaron a Khan y le hicieron surgir la idea de fotografiar todos los países del mundo. Para ello, nada más llegar a Francia reclutó al prestigioso geógrafo Jean Brunhes para dirigir su proyecto de elaborar un Archivo Universal del planeta. Para ello se dotó de la última tecnología fotográfica del momento, el autocromo, la película a color recién inventado por los hermanos Lumiere.

Durante esta increíble aventura de más de dos décadas los hombres de Khan pudieron documentar en sus más de 72.000 fotografías y las más de 100 horas de filmes un mundo que estaba en pleno proceso de cambio. Los objetivos enviados por Albert Khan alrededor del mundo fotografiaron a todo color el colapso de los imperios Austro-húngaro y Otomano, los últimos poblados celtas de Irlanda, las trincheras de la Primera Guerra Mundial o las últimas tribus ascentrales de Asia y África.

Los actos de filantropía de Albert Khan no quedaron solo en eso, sino que también creó su propio sistema de Erasmus particular con el que becaba a los jóvenes estudiantes universitarios para que viajaran y conocieran mundo. Pero todos estos proyectos finalizaron bruscamente tras el crack del 29, cuando Albert Khan cayó en la más absoluta bancarrota y se vio obligado a parar su proyecto.

Hasta su redescubrimiento a mediados de los 80 esta impresionante colección de fotografías a color había permanecido semidesconocida en un pequeño museo en los jardines de la que fue su mansión en Boulogne-Billancourt. Ahora la BBC ha recuperado esta magnífica obra en un libro y una serie de televisión que sirve como un tardío homenaje a la labor filantrópica de un soñador como Albert Khan.

www.albertkahn.co.uk

Quizás también pueda interesarte:

Trackbacks for this post

  1. Albert Khan y el sueño de fotografiar el mundo a todo color
  2. La fotografía arqueológica, un viaje por la historia | mr. domingo
  3. Steven Sasson, el inventor de la primera cámara fotográfica digital | mr. domingo